Costocondritis

La costocondritis es una inflamación de una costilla o del cartílago que une la costilla con el esternón. Causa dolor difuso y puede provocar dolor agudo o punzante en el pecho o que se sienta como una presión. El dolor puede empeorar al respirar profundo, moverse o hacer ejercicio. En algunos casos, el dolor se confunde con un ataque cardíaco. Pero no es una afección grave. Siga leyendo para aprender más sobre esta afección y saber cómo se puede tratar.

Contorno del torso que muestra la caja torácica. Las costillas están unidas por cartílago al esternón que se encuentra en el centro del pecho. El cartílago está inflamado.

¿Cuál es la causa de la costocondritis?

No se conoce con certeza la causa. Puede ser producida por una lesión o una infección en el pecho o por un ataque de tos. Algunas actividades físicas pueden ocasionar costocondritis. Es posible que las mujeres de senos grandes corran más riesgo de contraer esta afección. Por lo general, la causa se desconoce.

Diagnóstico de la costocondritis

No hay ninguna prueba para la costocondritis. La afección se diagnostica según los síntomas que tenga. Su proveedor de atención médica le hará un examen físico. Le preguntará sobre sus síntomas y le examinará el pecho para ver si hay zonas adoloridas. En algunos casos, se realizan pruebas para descartar problemas más graves. Estos procedimientos pueden incluir pruebas de diagnóstico por imágenes, como las radiografías de tórax, las tomografías computarizadas o un electrocardiograma.

Tratamiento de la costocondritis

Si se descubre una causa, se puede dar el tratamiento que probablemente aliviará el problema. Con frecuencia, la costocondritis desaparece por sí sola. La evolución de la enfermedad varía de una persona a otra. Generalmente dura de semanas a meses. En algunos casos, los síntomas leves continúan durante meses o años. Cómo aliviar los síntomas:

  • Tome los medicamentos según lo indicado. Eso calmará el dolor y la hinchazón. A menudo se recomienda el ibuprofeno u otros antinflamatorios no esteroideos (AINE). En algunos casos, es posible que tenga que tomar medicamentos recetados, como relajantes musculares.

  • Evite las actividades que provocan tensión en la zona del pecho o de la columna.

  • Aplique una almohadilla térmica (ajústela a una temperatura tibia, no caliente) en la zona del esternón varias veces al día.

  • Realice ejercicios de elongación según le hayan indicado.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica de inmediato si tiene alguno de estos síntomas:

  • Dolor que no se alivia con los medicamentos

  • Falta de aliento

  • Mareos, vértigo o desmayos

  • Sensación de tener ritmo cardíaco irregular o acelerado

Cualquier persona con dolor de pecho debe consultar con un proveedor de atención médica, especialmente aquellos que son mayores y pueden tener riesgo de enfermedades cardíacas.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.